02/03/2014

Endesa supervisará con drones la red eléctrica de la demarcación de Lleida

Los aparatos, equipados con cámaras de alta resolución, pueden revisar lugares de difícil acceso

Lleida. (EFE).- La compañía eléctrica Endesa ha anunciado hoy que empieza a utilizar drones equipados con cámaras de alta resolución en las comarcas de Ponent para grabar y revisar el estado de la red eléctrica en la demarcación.

Según ha informado Endesa, estos aparatos aéreos no tripulados permiten inspeccionar las líneas sobre todo en puntos de difícil acceso, de forma que son una medida complementaria a las termografías que se hacen con helicópteros.

Estos vehículos teledirigidos, que pesan entre dos y cuatro kilos y que una vez desplegados tienen 75 centímetros de longitud, están equipados con cámaras de alta resolución estabilizadas giroscópicamente que permiten captar imágenes de las líneas, especialmente en zonas con accesos complicados, y sin tener que interrumpir el servicio a los clientes.

Se caracterizan además por ser muy estables en pleno vuelo, lo cual permite hacer grabaciones de alta calidad.

De este modo se agilizan las inspecciones en detalle de los elementos del cableado aéreo, ya que no es necesario programar un corte en el suministro para que los técnicos suban a los apoyos y examinen la infraestructura, lo que mejora la calidad y la continuidad del servicio, a la vez que aporta más seguridad.

Por otro lado, la compañía también ha empezado a utilizar estos aviones no tripulados para verificar la anchura de los corredores de seguridad que se encuentran bajo y junto a las líneas y que actúan como cortafuegos.

Además, los drones también se utilizarán para reconocimientos aéreos del terreno en caso de situaciones de emergencia y se está estudiando si es posible incorporar una cámara termográfica como la que llevan los helicópteros para hacer revisiones de líneas.

Los multicópteros -de cuatro, seis u ocho aspas- que utiliza Endesa se pueden telecomandar a unos 3 kilómetros o más de distancia y son capaces de elevarse y aterrizar usando sólo la propulsión eléctrica.

Además, pueden mantener la posición y la altura automáticamente gracias a un GPS y a un control barométrico de altura, y como medida de seguridad incorporan un sistema que, en caso de pérdida de señal, vuelven a su punto de partida.

Endesa es pionera en la utilización de drones para revisar líneas eléctricas y empezó a usar los aparatos por primera vez el pasado mes de mayo en el Alt Camp (Tarragona), mientras que en otoño se introdujeron también en la Cataluña central y en Girona.